Recuerdo indecente

Qué indecente es tu recuerdo. Se me encarama -sin permiso- en el momento menos indicado y no sé cómo quitármelo de encima. Si lloro, no se ahoga; si grito, le hago cosquillas; si corro, me persigue; y si me quedo, me llora él, me grita él, me corre él. El rimel, el tiempo, la vida.

71 días

Grité tu nombre corriendo cuesta abajo por las callecitas empinadas y sintiendo las piedras del suelo enterrarse bajo mis Converse, pero no te vi.  --------  Han pasado 71 días desde entonces y todavía, a veces, el eco de mi voz rebota en las paredes blancas y me atraviesa el pecho sin piedad.  Sé que no … Sigue leyendo 71 días