Inevitable

Relatos Cortos

A veces -tal vez muchas- deseé abrazarte aún sabiendo que estabas lejos, y quizás no solo… Quería darte un beso (o muchos quizás) como ese último de aquella vez y sentir lo mismo de antes, con la misma intensidad.

Yo quería llamarte, salir, hablar, reír y llorar contigo… Deseaba volver a correr el riesgo de quererte otra vez, sin medida, sin tiempo, sin miedo… Quería volver a sentirte cerca, a sentirte mío, a saberme tuya…

Yo estaba dispuesta a enamorarte y a quererte un poquito más todos los días, ¿sabías?

Lo cierto es que quizás querías estar solo, o tal vez no era nuestro momento, o yo ya no te gustaba, o tu amor no era suficiente. Por eso preferí imaginarte.

Te confieso que así olvidé que tú todo lo habías olvidado y cada mirada fue entonces más intensa y cada sonrisa más real. Te imaginé  y volví a olvidarme de respirar con tus besos; tus caricias fueron otra vez eternas y el silencio fue testigo -por fin- de dos cuerpos que siempre quisieron darlo todo.

Cuando cerré los ojos te abracé, te besé, te volví a besar y te sentí cerca, más mío que nunca. Y te confieso que no fue una vez, fueron muchas.

Cúlpame (si quieres), pero recordarte sigue siendo -sólo a veces- inevitable… porque yo sí te quise, porque yo aún te quiero.

Anuncios

2 comentarios en “Inevitable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s