Mirlo coqueto

Poesía, Uncategorized
No sé qué tiene
y no sé por qué
pero me pasa todo
cuando pasa caminando
-y delante mío-
como un mirlo coqueto
sobre la delgadísima rama de un árbol.

Será porque la luna está llena,
porque la noche nos sopla,
porque existe y no le tengo,
porque sonríe sin saberlo,
porque la sed,
porque el amor,
porque la vida,
o porque los mirlos.

No sé,
pero me pasa todo
cuando pasa caminando
-y delante mío-
como un mirlo coqueto
sobre la delgadísima rama de un árbol.

Anuncios

Si nos (re)encontramos

Poesía

No sé qué pasará si volvemos a encontrarnos.
Quizás para entonces
se nos hayan recubierto las pupilas de olvido
y no podamos vernos como antes;
o nos haya llovido mucho
y las pieles ya no ardan;
o se nos haya cruzado alguien
y sólo nos pertenezcan los recuerdos.

Pero si por casualidad
– o causalidad, más bien-
nos (re)encontramos
y algo queda,
bésame como agua,
tócame como flor
y mírame como luna,
como luna llena rosada.

Si algo queda,
mírame despacio,
(re)descúbreme sin miedos,
respírame de a poco,
y siénteme hasta que se nos acaben los días
y no las ganas.

No sé qué pasará si volvemos a encontrarnos.
Pero hoy,
ganas de ti me sobran,
y olvido de ti me falta.
(Y mañana, quizás también).