Dubai, Capital en grande

Uncategorized

Artículo 7 (Octubre 25-2011)

Al suroeste de Asia, en la península arábiga, el descubrimiento del petróleo en los años 60 marcó el esplendor de una ciudad que hoy se posiciona como una ciudad potencial: Dubai. Desde que comenzó la explotación petrolífera, esta ciudad -ubicada al sur del Golfo Pérsico- no ha dejado de crecer. Su arquitectura de lujo, sus hermosas playas y paisajes, sus invenciones y su cultura lo dejarán -entre muchas otras cosas- deslumbrado.

La ciudad está dividida por una ría –llamada Dubai Creek- en Deira al norte y Bur Dubai al sur. Ambas localidades están conectadas por dos puentes y un túnel. La primera de ellas, Deira, fue durante el siglo pasado el centro de Dubai. Hoy, -además de ser quizás el área con más ambiente nocturno-  tiene dos grandes zonas que tendrá que visitar. Una de ellas es el Zoco del Oro. Aquí se encuentra la mayor parte de las joyerías de la ciudad y su especialidad es, como su nombre lo indica, este metal precioso. Las más de 300 tiendas que la conforman han hecho que esta ciudad se conozca también como “Ciudad del Oro”. La otra zona es el Zoco de las Especias donde encontrará, además de esto,  tiendas de electrónica, calzado y mucho más.

En Bur Dubai, por su parte, abundan los hoteles y los centros comerciales. Aquí podrá ver el Museo de Dubai que es quizás la visita cultural más importante. Inaugurado en 1971 y ubicado en la Fortaleza Al Fahidi -un edificio defensivo construido en 1787, el más antiguo de la ciudad- en este museo encontrará recreaciones de la vida diaria de los antiguos habitantes de Dubai que no sólo lo harán retroceder en el tiempo, sino que lo harán sentirse partícipes de su historia.

Al sur de Bur Dubai se encuentra la zona costera preferida por los extranjeros asentados en la ciudad: Jumeirah. Aquí se encuentra el mundialmente reconocido Burj Al Arab. Éste hotel –considerado el único de 7 estrellas- es un ejemplo fascinante del desarrollo de la lujosa arquitectura que caracteriza la ciudad. Está construido –en forma de vela- sobre su propia isla artificial a 280 metros de la costa y mide 321 metros de altura.

Otra visita obligatoria es el Burj Dubai, llamada oficialmente Torre Califa. ¿Cómo no ver el edificio mas alto del mundo? Con 828 metros de altura y un diseño único y prodigioso, este rascacielos es una obra maestra que tendrá que incluir en su itinerario. En el lago de ésta edificación se encuentra la Fuente de Dubai, la más grande del mundo. Éste hermoso espectáculo de agua, luz y música, no le será indiferente.

La Palmera Jumeirah –la isla artificial sobre la que está construido el hotel- es la más pequeña de estas creaciones con 78 kilómetros de costa. Por su parte, la Palmera Jebel Ali, duplica la extensión de esta primera y la Palmera Deira –cuya extensión será cinco veces mayor que las dos anteriores- se espera que termine en el año 2015. Esta trilogía es otra muestra del ingenio y el potencial de esta fascinante ciudad que no deberá pasar por alto.

Las playas son otro atractivo que tendrá que incluir en sus planes. La Jumeirah Beach es la playa pública más conocida. Open Beach, por su parte, es la más cercana al centro histórico. Cerca de la Mezquita Jumeirah está ubicado el Jumeirah Beach Park, un parque en el que por pocos dirhamns (la moneda oficial de la ciudad) podrá disfrutar de barbacoas, hermosos jardines, excelentes bares, paradisíacas playas y juegos infantiles.

La Mezquita Jumeirah es la más importante de la ciudad. Su arquitectura -al igual que la de casi todas las edificaciones de la urbe- es impresionante y podrá acceder a ella -aún no siendo musulmán- con un guía.  Entrar con la vestimenta adecuada (con pantalones por debajo de la rodilla y camiseta con mangas), descalzo y -en caso de ser mujer- con el pelo cubierto lo harán partícipe de una experiencia inolvidable.

Un ejemplo de arquitectura arábiga de finales del siglo XIX para no perderse es  la Casa de Sheikh Saeed, emir que gobernó Dubai entre 1912 y 1958 y abuelo del actual dirigente de la ciudad. Allí podrá deleitarse viendo arcos de herradura, techos de madera abovedados y asombrosamente adornados y otros elementos propios de este estilo. En las habitaciones podrá adrmirar fotografías, monedas, sellos y documentos que lo remontarán al Dubai anterior al descubrimiento del petróleo.

Si lo que quiere es divertise, el Wild Wadi Water Park es una opción como ninguna otra. A pocos minutos del centro de la ciudad, lo esperarán 23 atracciones acuáticas que le harán volver a disfrutar como niño si no lo es.  Y si por casualidad le gusta el golf, Dubai es el lugar indicado para practicarlo. Los campos son envidiables, los paisajes son espectaculares y los diseños de los clubes son asombrosos.

Atractiva, lujosa y grandiosa. Dubai es, en definitiva, un destino turístico por el cual deberá dejarse sorprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s