Te (no) siento

Han pasado ya doscientos días y aún no puedo decir(me) que te (no) siento como a las moscas sobre la ropa. Pero has de saber, amor de ayer, que me han vuelto a salir flores del ombligo y que no fueron necesarios ni tu boca, ni tus besos

Días de esos

Hay días en los que le pierdo la pista al olvido y las cicatrices de mis recuerdos se vuelven mapas de ciudades nuevas; Días en los que siento las plantas de los pies tan infinitas y limpias como el cielo mediterráneo en un día sin nubes; Días en los que los silencios me suben del …

Mirlo coqueto

No sé qué tiene y no sé por qué pero me pasa todo cuando pasa caminando -y delante mío- como un mirlo coqueto sobre la delgadísima rama de un árbol. Será porque la luna está llena, porque la noche nos sopla, porque existe y no le tengo, porque sonríe sin saberlo, porque la sed, porque …