Tu recuerdo me salva

A 40.000 pies o al nivel del mar, cuando lluevo, o cuando brillo, siempre estás. Y tu recuerdo, aunque a veces me parte, siempre me salva. Un abrazo solar, Leo. Mi eternamente amigo, eternamente amado.

Sentir las noches 

​De hace un tiempo para acá no le gustan las noches. Dice que es porque es el momento de sentir lo que no quiere.  Ojalá supiera que los amaneceres sólo existen porque hay noches y que no hay aventura más bonita que sentir(se)... porque sólo siendo se es y SER es mágico. 

Cuando siento frío

​Mientras siento el agua caliente caer por mi cuerpo, me pregunto cuántas familias estarán intentando cruzar el Mar Egeo en este infierno frío (infierno, sí); cuántas niñas y niños estarán muriendo de sed; cuántos hombres estarán bañándose en un río helado; y cuántas mujeres estarán de vuelta a casa con galones de agua sobre la …

Correr el riesgo

​Bajé la cuesta llena de matorrales y comencé a caminar esquivando las ramas secas de los árboles y las flores amarillas que me saludaban encantadas desde abajo. Llegué al inicio, vi la luz al otro lado, llamé los perros y me sorprendió mi propia voz rebotando en las paredes. En menos de lo que pensaba, …

Tambalearse

​Estuve en el lugar donde más te recuerdo. Todavía tengo los dedos arrugados y me sabe la piel a sal (¿O será la vida la que me sabe a sal y el corazón lo que sigue arrugado?). No sé si es porque cuando veo el mar siento que estás al otro lado, o porque te …