El cielo dentro

Te-me-nos fuiste hace ya cuatro años. Pero hoy, con una paz tan feliz que hasta me estremece, puedo decirte que recordarte es sentir que tengo el cielo dentro y que, por suerte, entre tú y yo, no hay distancia sólo infinitud. (Te quiero, Leo. Feliz eternidad)

Anuncios

No me dejes nunca

No puedo verte pero sé que estás cerca. No puedo oír tu voz pero sé que me escuchas. No puedo estar entre tus brazos pero sé que me acompañas. Y no puedo apretar tu mano pero sé que me guías. No me dejes nunca olvidarte aunque el recuerdo duela siempre. Te quiero Leo. R.I.P